LIBRETO

Laura Ubaté: Hola, soy Laura Ubaté y estoy acá con Laura Rojas. ¿Cómo estás?

Laura Rojas Aponte: Super bien, un poco inquieta por esto de Laura y Laura.

Laura U: Somos Laura al cuadrado hoy.

Laura R: Lauris, la primera parte es una sorpresa, tanto para el que escucha como para tí.

Laura U: Cuéntamelo todo.

Laura R: Primero necesito que me prestes tu cédula.

Laura U: ¿No importa si la tengo en la maleta?

Laura R: No, préstamela. Quiero que veas lo que voy a hacer.

Laura U: Bien.

Laura R: Si una persona vive en Colombia, de nacionalidad colombiana, y tiene más de dieciocho años, tiene una identificación que se llama cédula y que sirve justamente para eso, para identificarlo. Entonces acá está la cédula, una chica muy crespa. Ahora, saco mi celular y tengo una aplicación Verifíquese cédula.

Laura U: Un cuadrito azul con un chulito verde.

Laura R: Exacto, y voy a voltear tu identificación. Tiene un QR o una suerte de código de barras, y lo voy a escanear. Ves acá.

Laura U: La cámara de tu celular está acercándose a mi cédula y selecciona el código de barras.

Laura R: Ya.

Laura U: ¡Oh, por dios!

Laura R: Te voy a contar la información tuya que tengo solo por escanear eso. Primero, tengo los detalles de tu cédula: Laura Ubaté González. Tengo tu fecha de nacimiento y tu tipo de sangre. Esto hasta ahora no es tan impresionante, pero escucha, tengo la información de tus infracciones de tránsito, tengo qué EPS tienes (es decir, qué cobertura de salud), tengo el certificado de la contraloría, tu puesto de votación, un certificado de Asopagos, procuraduría, Interpol, Lista Clinton, RUT.
Laura U: Está hasta la Libreta Militar, que no tengo.

Laura R: Resultado de créditos de Icetex, certificados del Sena.

Laura U: ¿Y por qué saben tantas cosas de mí si no me conocen?

Laura R: Esa es justamente la pregunta a la que quería llegar con esta aplicación. La respuesta corta es que el estado tiene mucha información sobre ti, esa información que tú ves ahí ya está en sistemas, y seguramente tú la has dado voluntariamente. Y la respuesta más larga de por qué sucede eso es, justamente, el tema de este episodio.

Cortinilla: Este es Ciudas de Datos, el primer podcast en español sobre ciudad y datos. En el episodio de hoy hablaremos sobre Datos Abiertos.

Laura R: Para iniciar, hablemos de Óscar.

Óscar Lozano: Ok, mi nombre es Óscar Armando Lozano y soy el cofundador de Verifíquese Cédula.

Laura R: Óscar y sus tres socios trabajaban desde Santander en Verifíquese Cédula, la aplicación que te mostré. Era un proyecto que hacían en sus ratos libres, y nunca se imaginaron lo que iba a resultar de ese pequeño proyecto.

Óscar Lozano: Éramos cuatro socios, en ese momento y somos amigos, compañeros, familiares, o sea somos un grupo de personas que nos conocemos hace muchos años y pues estábamos trabajando en el proyecto intensamente.

Laura R: Un día, se les ocurrió buscar ayuda del Ministerio TIC (que es el ministerio de tecnología de la información y comunicación de Colombia) y su programa para crear aplicaciones Apps.co, así su aplicación se volvió un fenómeno. El éxito fue gigante.

Óscar Lozano: Parte de las cosas que apoya Apps.co, es la posibilidad de darte publicidad en medios y un día nos salieron con la publicidad en el Tiempo «Viernes de apps» y eso fue la locura, 38.000 descargas en un día.

Laura R: Las cifras de uso de Verifíquese Cédula son impresionantes. La usan locutores que quieren impresionar a sus «co-locutores», pero también la usan personas que quieren contratar nuevo personal, o también en bares por la noche, cuando las personas quieren ir a rumbear, les piden el número de la cédula y así saben qué tan confiables o riesgoso son para el establecimiento. Este modelo, como dije antes, le ha parecido fenomenal a muchas personas. En noviembre de 2016 la aplicación ha sido descargada más de 1.170 mil veces y en el último mes ha sido usada por 85 mil personas.

Óscar Lozano: 152 países han abierto la aplicación, yo tengo el mapa donde todo se ha abierto y se ha abierto en países que ni siquiera sabían que existían.

Laura U: Pero entonces explícame bien, ¿cómo es que funciona Verifíquese Cédula? ¿Por qué así, simplemente con el número de mi cédula tú puedes tener tanta información sobre mí?

Laura R: Sí, yo creo que la respuesta tu misma la puedes adivinar porque es un tema del que ya conoces.

Publicidad de Verifíquese Cédula: ¿Sabía que en internet hay infinidad de información relacionada con la cédula de ciudadanía colombiana? App Verifíquese Cédula le ofrece acceso a información utilizando la cédula de forma confidencial y segura. Aprovechando las políticas de open data, cero papel y Ley Antitrámites. Descárguela desde Google Play y pruébala. O escríbanos y estaremos gustosos en atender sus necesidades.

Laura R: ¿Escuchaste? Open data, datos abiertos. Esa es la clave.

Laura U: Oigan, no. Lo primero que yo pienso es ¿eso es legal? Uno deja los datos de uno en varios formularios pero ¿en realidad es legal que alguien coja la información de las bases de datos, la reorganice y además se haga un emprendimiento con esa información? Es igual, al final, información pública.

Laura R: Es información pública, es legal y pues, justamente, esa es una de las gracias de los datos abiertos. Quizás lo que uno puede pensar es que Oscar tiene una base de datos enorme con toda la información de millones de personas, pero no, es exactamente lo que tú dijiste: es información que tú misma vas dejando en todos los sistemas, y lo único que hace Oscar es llamar esa información cada vez que tu haces una consulta. La aplicación tiene éxito porque es demasiado encarte para una sola persona meterse a todas las páginas web a buscar esa información.

Publicidad de Verifíquese Cédula: Si está registrado en la página de la DIAN, puede sacar una copia por internet. Ingrese a dian.com.co, haga clic en el botón obtener copia del rut (...) facilísimo.

Laura R: Entonces aquí lo único que tienes es la información en un solo lugar para consultar. Reduces muchas búsquedas a una sola, y la verdad es que la aplicación depende todo el tiempo de información de esas otras personas que sí poseen los datos.

Laura U: Por ejemplo los puestos de votación se encuentran en la página de la Registraduría. La información sobre impuestos se encuentra en la página de la DIAN. Y de esa manera lo que hace es arrastrar la información, lo que significa que también depende de que las páginas tengan un buen acceso en el momento en el que alguien usa la aplicación.

Laura R: Exacto, y ese es el problema más grande al que se enfrenta hoy Oscar y su equipo de verifiquese cédula, en pocas palabras, el funcionamiento está basado en datos abiertos.

Laura U: Por si las dudas, hagamos un paréntesis para explicar qué son los datos abiertos.

Laura R [explicación]: De una. Vamos a ver: La gracia de ese tipo de información es la posibilidad que ofrece de ser usada. Eso quiere decir que hablar de datos abiertos es también hablar de las características de la información, y hay tres características clave:

Uno: el acceso. Obviamente los datos no son abiertos si es difícil llegar a ellos. Estos deben estar a disposición completos; no deben omitirse partes del set de datos:, eso sería como contar una historia a medias. Por otro lado, el acceso debe tener un costo razonable, preferiblemente debe colgarse en Internet para ser descargado desde la nube.

Dos: reutilización y distribución. Aquellos que publican datos abiertos deben asegurarse que la información se pueda manosear, o sea que se puedan reutilizar, distribuir y cruzar con otros conjuntos de datos.

Tres: licencias de uso. Los datos verdaderamente abiertos se pueden usar para lo que la gente quiera. Por ejemplo, las restricciones «no comerciales» o las de «sólo para educación» no son permitidas. La idea es que cualquier persona interesada en datos abiertos puede acceder a ellos, modificarlos y compartirlos con cualquier propósito.

¿Cerramos el paréntesis?

Laura U:

Laura R: Entonces, cuando yo hablé con Óscar él comentó que la información pública no siempre está abierta y eso le trae problemas.

Laura U: ¿Por qué?

Laura R: A veces las oficinas deciden que la infraestructura web no es suficiente. A veces los funcionarios consideran que esa información no debería ser para todos, y cierran el acceso. Y a veces, simplemente, no saben de qué hablamos cuando hablamos de datos abiertos.

Video: Si usted es trabajador dependiente, debe presentar tres copias de su documento de identidad y de su empleador (...).

Laura U: A lo mejor Oscar se imagina un mundo ideal en que la información es de todos. Pero él no es el único, hay muchos que creen que sería excelente que las entidades públicas pusieran a disposición de manera abierta la información que se genera en ellas, de hecho las leyes de Colombia comparten esta visión. Escucha al Presidente Santos hablando sobre la Ley 1712 que creó la Ley de Transparencia y el Derecho de Acceso a la Información Pública Nacional en el 2014.

Juan Manuel Santos: Una ley que algunos califican de revolucionaria en materia de acceso a la información. La cual establece que todas las entidades del estado, oigase bien, todas, tendrán la obligación de contarles a los ciudadanos qué están haciendo. Yo creo que parte del pesimismo de los ciudadanos respecto de la lucha contra la corrupción se debe a que sienten que no tienen instrumentos, herramientas, para hacerle un seguimiento adecuado a las actuaciones del Estado. Por eso desde el gobierno hemos apoyado decididamente esta iniciativa. Que nació, hay que decirlo, de la misma sociedad civil a través de la alianza «Más información, más derechos».

Laura U: La idea es que...

Juan Manuel Santos: Los ciudadanos ya no tendrán que acercarse a pedir la información, sino que el estado estará en la obligación de brindar esa información.

Laura R: Y hay que tener en cuenta que los casos públicos tienen una relevancia especial. Por un lado, los datos que se producen en las entidades públicas se generan a partir de actividades que financian los contribuyentes; nuestro dinero patrocina la captura y generación de esa información. Por otro lado, esos datos nos dan luces para entender cómo funciona la administración pública. Verifíquese es un ejemplo exitoso, pero a la vez pequeño, de todas las cosas que podríamos hacer con datos abiertos en el contexto público. Entre ellas, veeduría.

Laura U: Exacto. Según la Ley 1712 de la que hablaba Santos, la información de las entidades públicas es de todos, y no puede ser reservada o limitada.

Laura R: Por supuesto, hay ciertas excepciones, como el típico caso de la seguridad nacional.

Laura U: Lamentablemente, aunque la ley dicta que la información debe ser pública, la decisión de publicarla a manera de datos abiertos todavía depende de la voluntad de cada entidad. Y tengan en cuenta que abrir la información requiere de cierto conocimiento técnico, voluntad, tiempo y dinero. Por eso, en la práctica, las entidades encuentran motivos aquí y allá para no abrir sus datos. No se trata de excusar ni de acusar a estas entidades. Pero lo cierto es que el ideal de la ley aún no se está cumpliendo.

Laura R: En el 2015, el Banco Mundial envió a personas a analizar el estado de los datos abiertos en Colombia. Por supuesto, el banco mundial cree que es super buena idea que los gobiernos abran su información.

Laura U: Esto se pone cada vez más interesante.

Laura R: Escucha lo que dijeron los españoles.

 Carlos de la Fuente: Yo soy Carlos de la Fuente, mi ámbito de conocimiento es la tecnología, llevo algo así como veintitrés, veinticuatro años trabajando vinculado a la tecnología en mucho aspectos. Desde temas multimedia, hasta ahora que me centro mucho más en todo lo que es el tema de apertura de datos.

Alberto Ortiz de Zárate: Alberto Ortiz de Zárate, soy consultor en materia de gobierno abierto y de innovación pública. Estoy aquí en Colombia de parte del Banco Mundial desarrollando un proyecto de diagnóstico en torno a datos abiertos, pero también en el sector educación para crear una buena práctica entorno a ellos.

Laura R: Carlos de la Fuente.

Carlos de la Fuente: Bueno, a ver hay muchas motivaciones por las que son deseables ¿no? De hecho una de las cuestiones que trascienden cuando alguien expone lo que se puede hacer con los datos, por ejemplo se habla de la calidad del dato, que si el dato no es bueno y demás ¿no? el dato no es bueno cuando además está encerrado en algún sitio y no se puede hacer nada con él. Pues en ese sentido el que se abran los datos va a contribuir a muchas cosas, a mejorar la transparencia, a que alguien pueda hacer con su creatividad una aplicación como la que nos contaban los compañeros, por ejemplo, pero incluso también que esos datos tengan una mejor calidad por la aportación y con la puesta en común, de esos datos ¿no?

Laura R: Alberto Ortiz de Zárate.

Alberto Ortiz de Zárate: Entiendo que la pregunta iba relacionado con el desarrollo de un país. ¿Para qué se abren los datos? Se abren los datos para tener una mejor democracia, una administración más eficiente y para salidas económicas, para poder tener una economía más abierta y donde florezcan mejor las cosas.

Laura R: En otras palabras, tener datos para tener datos no es tan importante. Lo más importante es qué hacemos con ellos.

Carlos de la Fuente: Los datos así en abstracto... tengo datos, bueno ¡bien!, pero ¿los datos para qué? Y hay que apretar, entonces ir a un sector determinado y decir ¡venga! cuál es la cadena de valores de la educación. Tenemos, por ejemplo, problemas con la alimentación escolar, tenemos problemas con deserción escolar, bueno se podría ayudar a esto con datos ¡sí! Si yo tengo datos de los comedores donde se come, el dinero que pone el estado para esos comedores, comparo eso y descubro que alguien se queda con mucho dinero de los comedores, o que no se tiene (....) la necesidades de los alumnos, si relaciono esos datos de contratación de alimentos, por ejemplo, con datos de sanidad y con modelos de nutrición. Cuando vas combinando datos, de repente vas a encontrar mucha riqueza.

Laura U: Bueno, Laura ¿y tu crees que la gente tiene claro que son Datos Abiertos?

Laura R: Pues escucha a Alberto Ortiz de Zárate.

Alberto Ortiz de Zárate: Hombre, yo diría que en Colombia más que en otros sitios... otras veces vamos hacer entrevistas a la gente y hay que empezar por contarle desde el inicio «los datos abiertos es esto, es aquello...» y aquí por lo general les comienza ya a importar, o sea tiene mucho poder, la gente lo entiende, lo que no sé si entienda tan bien es el valor que se puede encontrar en los datos.

Laura R: Y según ellos, vamos por buen camino.

Alberto Ortiz de Zárate: Y hay que decir que Colombia, pues hombre, si cogemos el Open Data Global Index queda como primer país en Latinoamérica y como número doce en el mundo. Igual Colombia ha empezado bien en una temática que es muy, muy reciente que eso tampoco hay que olvidarlo. Esto nace con Obama en 2009 había una cosita antes del portal de instituto de Columbia del 2008, pero digamos que el punto de salida lo da Obama en el 2009.Laura R: La verdad Colombia abre los datos mucho más para figurar que para beneficiarse de lo que da la información abierta. Te doy un ejemplo, así como los países se miden por agua potable, educación, igualdad de géneros, pues también se miden por qué tan abierta está su información, y Colombia está figurando muy bien en ese sentido y eso es bueno y malo. Bueno porque nuestro gobierno está interesado en compartir y malo porque lo estamos haciendo por figurar y esa consecuencia es que la información no se puede publicar con la mejor calidad, se publica por publicar pero no por dar una herramienta útil.

Laura U: Este es uno de los muchos caso en los cuales llega la tecnología, pero nos abemos el para qué de esa tecnología y tenemos que tener datos abiertos y no sabemos para qué.

Laura U: Acá empieza otra historia y esta tiene dos lados. Una cosa es que el gobierno abra los datos, los ponga a disposición y no sepa qué hacer con ellos. La otra es que usted y yo nos empoderemos de los datos que están ahí y aprendamos cómo usarlos.

Laura R: Puedes hablar un poco más... como... como si ya estuviéramos...ehh

Boris Ramírez: Yo... eh… más...

Laura: ¿Más cerca?

Boris Ramírez: Más cerca...

Laura R: Sí.

Boris Ramírez: ¿Acá?... aquí ya mejor.. ok.

Laura R: Entonces, Boris, te voy a pedir por favor que te presentes.

Boris Ramírez: Mi nombre es Boris Ramírez, soy ingeniero industrial, especializado en sistemas de información geográfico y estoy terminando la maestría en geomática.

Laura R: ¿Y cómo se relaciona lo que haces cada día, con la información, de la manera más desmenuzada?

Boris Ramírez: El área de gestión de conocimiento de la Fundación Ideas para la Paz, es la que se encarga de toda la administración de las diferentes bases de datos, su procesamiento, análisis de resultados y apoya al resto de las temáticas, mucho más cualitativas, en el análisis de esta información.

Laura R: Como que se remangan el pantalón, se remangan las manos y se meten en el mar de información.

Boris Ramírez: Sí, nosotros somos los que manejamos, administramos muy bien la información, cogemos las cifras, las organizamos, miramos qué potencial tiene y complementamos las investigaciones, la parte cuantitativa de las investigaciones con una parte cualitativa. La fundación en este momento quiere tener esa, como ese equilibrio.

Laura U: Nosotros conocimos a Boris en el Ministerio TIC, ahí él hizo una presentación sobre datos abiertos y la calidad de la información. Su charla fue tan clara que lo invitamos al podcast Ciudad de Datos para hablar de las responsabilidades de trabajar con datos abiertos públicos.

Boris Ramírez: Gana en seriedad de su institución, si mi institución es una institución clara, con unos parámetros muy bien definidos, pues mi información es así y cualquiera que revise mi información se va a dar cuenta como funciono yo.

Laura R: La transparencia

Boris Ramírez: Exacto. Ya sea en manejo de presupuesto, en manejo de información, en que ha hecho esa institución es transparente, es claro. Entonces como yo soy transparente pues puedo dar en general mi información y no voy a preocuparme.

Laura U: O sea, con información abierta, nosotros como ciudadanos podemos entender mejor cómo funcionan las organizaciones. Pero el tema es delicado, hay muchos intereses encontrados y, para rematar, según Boris, es también un problema de ética.

Boris Ramírez: Uno puede coger la información y usarla para vivir cosas muy interesantes como para hacer, como para planear, hacer política pública, diseñar intervenciones sociales, puedes usarla para muchas cosas benéficas. Si ubico la información de medicina legal o policía o las alcaldías y encuentro zonas donde hay una serie de condiciones que facilitan que se cometan por ejemplo la violencia intrafamiliar, pues yo puedo diseñar cosas muy interesantes con eso ¿si?, pero si yo soy otro tipo de persona que no me interesa, yo cojo la información de policía o de Medicina Legal y puedo hacer mucho daño.

Laura U: Boris habla de la tendencia de la violencia en la ciudad. Si tomamos la información de un periodo corto de tiempo es posible demostrar que la violencia ha subido, pero si en cambio tomamos la información de un periodo largo, casi siempre va a ser que la violencia baja. La razón, dice Boris, es que estadísticamente la violencia tiende a bajar, es el curso que ha seguido la humanidad. Vamos con Boris de nuevo.

Laura R: Por eso tu decias esa frase, [como] que la estadística es un arma de doble filo, dijiste.

Boris Ramírez: Exacto uno con estadística o con información, puede mostrar lo que quiera, el cuento del vaso medio vacío o medio lleno, si yo quiero hacer énfasis o yo quiero notar que esto va mal, yo con estadística lo puedo mostrar. Simplemente, no uso toda la serie de tiempo, no uso el análisis de los últimos veinte años, sino uso la información de los últimos seis meses, si yo quiero mostrar qué está mal. Si yo quiero mostrar qué está bien, uso una serie un poquito más larga o hago énfasis en algunos aspectos para mostrar lo que yo quiero mostrar. Pero es muy importante la ética y la seriedad de la institución que lo está haciendo. Adicional, si uno usa datos abiertos, el resultado de ese ejercicio, el resultado de la investigación también debe ser abierto. Es decir uno da el resultado de la investigación, debe poner la metodología con que definió esos resultados y la fuente de información, para que cualquier otra persona la pueda replicar y ver si uno dijo la verdad o no dijo la verdad. No existen modelos perfectos ni metodologías perfectas, la verdad absoluta no existe, pero lo ideal es que si uno define una metodología y con los mismos datos, pues a uno le da los mismos resultados independientemente de la entidad que lo haga, que las metodologías cambien eso es otra cosa.

Laura R: Y eso baja al piso, esa percepción de que la información es la información y es neutral, y es absoluta y es confiable.

Boris Ramírez: No, digamos, cuando uno hace evaluaciones, por ejemplo, o cuando a nosotros cada seis meses la alcaldía nos dice «no, es que gracias a este programa hubo este efecto en la reducción del delito» entonces uno empieza a mirar «no, es que el programa de saber me bajo y no se cuanto por ciento el número de homicidios en Bogotá» entonces uno «ah bueno chévere, impulsemos más ese programa», pero cuando uno se da cuenta es que el homicidio en Bogotá ha venido cayendo desde hace cinco años, que es totalmente independiente a ese programa. Pero como la forma que uno muestra información hace entender que fue gracias a ese programa. Adicionalmente si yo hice alguna intervención en una zona específica de Bogotá, bueno tengo que mirar que otra institución esté haciendo lo mismo, porque separar esos efectos, es difícil, para eso hay una serie de herramientas econométricas que ayudan a separa eso, pero si mi interés es decir que el programa X funcionó, yo lo puedo mostrar, entonces la información por sí sola no es tan real.

Laura U: Como suele ser el caso con los temas complejos, hay pros y hay contras. Hay beneficios enormes si adoptamos políticas de datos abiertos y una cultura ciudadana que vaya con esas políticas. Pero también los datos abiertos nos invitan a pensar en problemas éticos que tal vez no teníamos en mente.

Laura R: Quisiera terminar, una vez más, pensando en la importancia de los datos abiertos. Pero en este caso, quisiera usar una analogía entre la información abierta y la cámara fotográfica.

Laura U: ¿Cómo es eso?


71


Laura R: Piensa en esto: Todos hemos visto caballos galopando, pero nadie es capaz, con el ojo desnudo, de ver si en algún momento el caballo deja de tocar el piso. Contar: Pues bien, hace más o menos 150 años el fotógrafo Eadweard Muybridge resolvió el misterio con una foto. Usando una secuencia de retratos Muybridge probó que hay un cierto punto en el que el caballo, mientras galopa, realmente está volando. Con una foto en la que las cuatro patas del caballo están en el aire.

Entonces, he aquí la conexión. Del mismo modo en que la cámara hizo visible lo que antes era invisible, los sets de datos nos permiten ver fenómenos que para el ojo desnudo pueden ser demasiado complejos.

Y el punto es que con la información abierta podemos darle una cámara a cada persona para que la tenga en el bolsillo, y maravillarnos de los resultados, de lo que a cada persona se le ocurre hacer con esa nueva herramienta.

Laura U: En esa diferencia juega la posibilidad de que usted pueda tomar esos datos públicos y los convierta en participación ciudadana.


Laura U: Y este podcast, también tiene su propio portal en el que es publicada la información que se escucha en el programa. Para más información sobre este episodio, entrevistas, documentos de referencia, fotos y libretos, visite www.ciudaddedatos.com

Miembros del equipo: Laura Rojas Aponte en la dirección, Alex Zambrano en la dirección editorial, Sebatián Pulido Zetehlius en la producción y libretos y Laura Ubaté en la producción sonora.
Basado en una investigación de la Universidad Javeriana y grabado en el centro Ático.

Nos encuentran en Twitter como @ciudaddedatos y en Reddit y Facebook como /ciudaddedatos.